En Córporal nos esforzamos por mantener una manera ética de gestionar la empresa, tenemos en cuenta los impactos de nuestra actividad y velamos por todos los aspectos sociales de nuestro entorno: equipo humano, clientes, accionistas y la sociedad en general.

Para nosotros el equipo humano, las personas que trabajan con nosotros, son nuestro mayor activo. Un activo vivo y con necesidades personales y familiares que se deben compaginar. Nuestro compromiso con la igualdad, la seguridad y la salud laboral de los que colaboran en Córporal es una prioridad. Con el fin de materializar este compromiso establecemos horarios que favorecen la conciliación, así el personal puede disfrutar de la familia y atender a sus hijos de forma natural.

En Córporal trabajamos en equipo, creemos que los éxitos solo pueden llegar con un buen proyecto empresarial pero siempre que el equipo lo entienda, crea en él, participe y lo trasmita.

Nos gusta pensar que servimos a los alumnos, son personas que en muchas ocasiones acuden a nosotros con problemas que afectan a su salud y bienestar. Nos esforzamos por ofrecerles la máxima calidad, en constante preocupación para mejorar sus condiciones particulares y que repercuta en su vida diaria, todo ello con criterios de equidad y justicia.

Nuestro compromiso con las familias, a las que les ofrecemos descuentos especiales para que les sea más fácil asumir la prevención de su salud familiar.

Nos preocupamos por la integración de personas con discapacidad, no sólo teniéndolos siempre presentes en nuestras instalaciones y actividades, sino ofreciéndoles condiciones especiales porque entendemos que es a ellos, más que a nadie, a quien podemos ayudar con nuestro servicio.