• Equilibra el sistema muscular, incidiendo al mismo tiempo en los procesos de organización y regulación motriz, para ello, los ejercicios combinan los estiramientos y la tonificación con el control postural y la relajación.
  • Mejora de las capacidades físicas: movilidad, fuerza, elasticidad y coordinación. El resultado es una musculatura tonificada y elástica que estabiliza la columna ganando potencia, velocidad y control sin frenar ni bloquear los movimientos.
  • Mejora de las capacidades físicas: movilidad, fuerza, elasticidad y coordinación. El resultado es una musculatura tonificada y elástica que estabiliza la columna ganando potencia, velocidad y control sin frenar ni bloquear los movimientos.
  • Aprendes una nueva manera de usar el cuerpo, tomas consciencia de tus capacidades y control de tus respuestas motrices. El resultado es una mejor adaptación postural a situaciones diarias conocidas, pero también ante situaciones extraordinarias, el cuerpo sufre menos y con menor desgaste.
  • Se activan las fuerzas de estabilización de la columna y de las extremidades, evitando los esfuerzos de hiperpresión abdominal y los esfuerzos repetitivos o excesivos en las diferentes partes del cuerpo.
  • Ayuda en la prevención de lumbalgias, cervicalgias y dorsalgias de origen postural o en las que la indicación es el refuerzo muscular; en personas con cuadros de artrosis, osteoporosis y dolores musculares; y en personas con patologías y problemas de salud, de tipo cardiovascular, diabetes u obesidad cuya indicación médica como tratamiento complementario es el ejercicio físico.
  • Ayuda en el tratamiento o la prevención de problemas relacionados con la edad, como la osteoporosis, la artrosis, la pérdida de memoria o la coordinación.También modela las formas del cuerpo ya que es un trabajo global y completo que equilibra la musculatura, la alarga y tonifica, de manera que se afinan las formas y se esculpen los contornos suavemente.