Impacto económico y social de la falta de salud

Estrategias de proteccion lumbar
Estrategia de protección lumbar al agacharse a recoger algo
07/01/2015
Sistema osteoarticular
Sistema osteo-articular: el elemento pasivo
07/01/2015

Impacto económico y social de la falta de salud

Impacto económico y social de la falta de salud

Actualmente tenemos un alto nivel de preocupación por nuestra salud y bienestar, la nutrición, el ejercicio físico y el deporte y  los habitos de vida saludables son temas que ocupan paginas de prensa, horas de televisión, libros, webs y llenan cursos.  Desde la perspectivade la OMS (Organismo Mundial de la Salud), son pocos los que podrían considerar que gozan de una buena salud, dado que “es un estado de completo bienestar físico, mental y social y no tan sólo la ausencia de enfermedades o dolencias”.

La salud de la población tiene un impacto económico y social determinante para el desarrollo y funcionamiento de un país. Según la Agencia Europea para la Salud en su informe 2007 establecía como causas principales de la incapacidad laboral en Europa los siguientes porcentajes: depresión 27%, lesiones musculo-esqueléticas 27%, enfermedades coronarias 10%. Los trastornos musculo-esqueléticos son la enfermedad laboral más común, afectan a ciento cincuenta millones de personas y suponen un gasto de 1,6% del producto interior bruto, y además el 85% de la población sufre dolor de espalda en algún momento de su vida. La lumbalgia es la patología médica más cara y es la primera causa de discapacidad de los menores de 45 años en los países industrializados; y el 10% de los pacientes con dolor lumbar no se vuelven a incorporar al mundo laboral jamás.

El Reino Unido gastó diecisiete millones de euros en tratamientos contra la depresión. Según la estadística oficial existen más personas de baja laboral por trastornos emocionales que personas en situación de paro.

En España, según el Informe de la Fundación Europea para la mejora de la salud, “el 43% de los trabajadores sufre dolor de espalda, y el 70% de los gastos sanitarios son ocasionados por sus patologías”.

Todos los estudios recientes indican que los dolores de espalda y articulares en general no son exclusivamente consecuencia del mal funcionamiento orgánico, si no que fundamentalmente son generados por causas biomecánicas relacionadas con el estilo de vida, la falta de higiene postural y por aspectos psíquico-emocionales de las personas.