Tel. 931 057 056 - 672 342 757

El equilibrio y la postura: dos caras de la misma moneda

articulo-abdominales
¿Cómo conseguir resultados en mis abdominales?
12/03/2018
Stop Caidas
¡STOP CAÍDAS! Mejora tu equilibrio con la gimnasia postural
23/04/2018

El equilibrio y la postura: dos caras de la misma moneda

El-equilibrio-y-la-postura

El entrenamiento del equilibrio es una parte esencial del trabajo de corrección postural, de mejora del movimiento y de la prevención de lesiones.  Lo cierto es que, aunque no seamos conscientes, dependemos de nuestro equilibrio para realizar cualquier gesto: caminar, levantarnos de una silla, abrocharnos los zapatos… Todos nuestros movimientos se construyen en base a la respuesta de equilibrio. Siguiendo esta misma regla de tres, cuanto peor sea esta respuesta, peor será nuestra postura o el gesto que hagamos.

Por eso, una gimnasia inteligente como Córporal System, planteada desde el punto de vista de la fisiología neuromusculoesquelética, contempla el entrenamiento de las respuestas de equilibrio como una parte irrenunciable de sus sesiones.

Para los que trabajamos en el mundo de la rehabilitación y el fitness no es raro escuchar a nuestros pacientes y clientes quejarse de que ellos nunca han tenido equilibrio. Pues tenemos buenas noticias: TODO EL MUNDO, que no tenga una lesión del oído interno o de algunas áreas del cerebro, TIENE EQUILIBRIO. Lo que pasa es que nuestras respuestas de equilibrio pueden estar desentrenadas o dificultadas por falta de fuerza o alineación corporal.

De hecho, todos los ejercicios que se realizan de pie están trabajando el equilibrio. En nuestras clases de postural podemos ver numerosos ejercicios en los que se está trabajando el equilibrio: cuando aguantamos una pierna en el aire, colocamos un pie por delante del otro, al hacer sentadillas o plies con espalda neutra, al mantener una posición durante un rato o al complicarla con movimientos, o simplemente cerrando los ojos durante el ejercicio.

La belleza del entrenamiento del equilibrio es que cualquier persona puede beneficiarse sin diferenciar entre edades, sexo o estado físico, no presenta contraindicaciones, ni precisa de un entrenamiento o material específico y se puede realizar en cualquier sitio. Los ejercicios pueden ser tan simples o complicados como se quiera, pero el beneficio es inmediato.

 Así que no hay excusas para entrenar el equilibrio.

Vive Activo y Sano.