YIN YOGA


También conocido como Yoga Taoísta se remonta al yoga originario descrito en los textos antiguos de la India, con profundas raíces chinas. Es un yoga meditativo. A nivel físico las dos características que diferencian el Yin Yoga de otros estilos de Hatha Yoga son (1) que se practica con los músculos relajados, (2) Que las posturas se mantienen durante más tiempo.

Se estira y trabaja el cuerpo de una manera distinta a las prácticas más dinámicas, se explora el rango de movimiento desde las articulaciones, se estiran también los músculos, pero sobre todo, se trabaja sobre los tendones, ligamentos y fascias, donde, según Motoyama, se encuentran los meridianos (líneas energéticas o nadis), aumentando y movilizando el Chi o Prana.

 

TE INVITAMOS