En total, la medicina tradicional china identifica doce canales o vías de comunicación principales que se corresponden con los órganos vitales del cuerpo humano. Mediante la inserción de finas agujas en puntos específicos o resonadores (llamados en chino xue) de cada meridiano se equilibra la energía trastornada en el órgano que lo rige.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Instituto Nacional de Salud de los EE.UU. (NIH) afirman que la acupuntura y la Medicina Oriental son eficaces para el tratamiento de condiciones como:

  • Dolores: fatiga, fibromialgia, dolores generales, musculares y articulares, migrañas y dolores de cabeza.
  • Sistema digestivo: alergias alimentarias, estreñimiento, efectos secundarios de la quimioterapia.
  • Sistema femenino: infertilidad, desarreglos hormonales y otras irregularidades menstruales.
  • Sistema nervioso: ansiedad, depresión y ataques de pánico; insomnio y nerviosismo; alcoholismo y drogadicción.
  • Sistema respiratorio e inmune: asma, alergias, resfriados repetidos y baja inmunidad.

VOLVER A TERAPIAS PASIVAS