Siempre desde una perspectiva lúdica, se realizan diferentes juegos musicales y de psicomotricidad adaptados a la disciplina de la danza. El objetivo es que de forma natural e inconsciente  los más pequeños adquieran los conocimientos posturales correctos, normas de comportamiento, diferenciación de ritmos, autoestima, autonomía, trabajo en equipo y concienciacorporal tan necesarios.

Potencian la imaginación y creatividad a partir de la interpretación libre  de cuentos  y personajes en pequeñas improvisaciones.

Se inician en el vocabulario propio de la danza clásica y contemporánea.

Trabajan mucho la flexibilidad , ya que es la edad adecuada para conseguirla y también la memoria mediante secuencias de ejercicios cada vez más largas y complejas.

Potencian las habilidades de coordinación, destreza, lateralidad y sentido del espacio junto con una correcta actividad psicomotora.

VOLVER A DANZA